Conceptos claves en la formulación de proyectos sociales y políticas públicas.

Hola a todos, hoy les comparto unos conceptos básicos que servirán para distinguir cada uno de los componentes de los proyectos sociales y de las políticas públicas que nos pueden generar confusión a la hora de tocarlos. Me comprometo con explicar la metodología más adelante.

¿Qué un plan?

Un plan es un conjunto integrado de fines u objetivos generales a alcanzar por las personas. Son formulados por entidades y organizaciones tanto públicas como privadas, estas a su vez están conformadas por personas que comparten los mismos intereses, problemas o necesidades.

Los fines y objetivos de la sociedad son básicamente la seguridad y la convivencia, de ahí se deprenden las demás y son la razón por la que las personas se organizarían en forma de estado.

Los planes siempre, siempre irán orientados hacia la satisfacción de las necesidades, demandas y deseos de las personas, ya sean clientes, socios o la sociedad en general.

Para el logro de las metas u objetivos se desarrollan programas.

¿Qué es un programa?

Consta de un conjunto de productos o actividades que interrelacionados prestan un servicio con el que se busca solucionar problemas o satisfacer necesidades, demandas y deseos de las personas.

Los programas son la unidad operativa, cuando se enmarcan dentro de tiempo y un lugar específico es donde aparecen los proyectos.

¿Qué es un proyecto?

Un proyecto es la integración de todo lo anterior como dije pero dentro de unos límites de espacio y tiempo específicos.

 Un proyecto es un plan a corto, mediano o largo plazo y consta de un conjunto de programas  interrelacionados que buscan cumplir con unas metas u objetivos dentro de un área, sector o segmento específico.

Cuando hablamos de proyectos sociales nos enfocamos específicamente en los que están orientados a satisfacer necesidades de la sociedad y son viables para poderse ejecutar.

Un proyecto bien estructurado indica las acciones y pautas a seguirse para solucionar problemas o satisfacer necesidades. Las etapas para su desarrollo que hablan por sí solas:

  1. Planeación, pre inversión y diseño. 
  2. Ejecución, inversión y montaje.
  3. Operación, seguimiento y ajuste.

¿Cuándo un proyecto se vuelve política púbica?

Podría decirse que cuando el proyecto es asumido y ejecutado por el estado o por al menos una entidad pública e incluye la participación social en su formulación, o sea, es el resultado de un proceso de toma de decisiones en que se incluyeron algunos sectores de la sociedad.

Porque un proyecto social puede también ser financiado o asumido por una organización privada y/o no incluir la participación de los beneficiados en la toma de decisiones. 

Espero que esta información te sea de utilidad y agradezco tu visita y los comentarios.

Lo que no te dicen cuando te gradúas

¿Para quién no es un logro el terminar su carrera? Son 4 o 5 años de materias, profesores, parciales, trabajos en grupo, etc. Y todo lo que eso implica: trasnochos, madrugadas, cargar a otros en un trabajo en equipo, el promedio, en fin.

Al final de todo asistes a la ceremonia con tu mejor traje o vestido, posas para la foto con tu familia y amigos y alfin te dan el diploma que te acredita como un profesional más dentro del mercado laboral.

A partir de aquí una pregunta hecha por ti y por muchos te comenzará a asaltar, ¿Qué harás ahora?

Yo que pasé por esa etapa, me di duro contra el mundo y puedo decirles que de ahora en adelante conocerás dos tipos de profesionales: Los que se siguen desarrollando como tal y los que no. ¿Qué camino tomarás tú?

Si tu respuesta es la primera entonces te regalo mis conclusiones esperando que le puedas sacar provecho y puedas estar preparado.

Imagen

1. Si ya eres profesional, vístete y compórtate como tal.

Las camisetas y los jeans fueron cómodos para asistir a tus cursos y para cualquier otra  actividad por fuera, pero ni pienses ir vestido así a una entrevista con un futuro empleador, cliente o con cualquier persona que quiera de tu asesoría u opinión. Lo más probable es que no te tomarán en serio.

Quizás la primera inversión que debes hacer como en un guardarropas con prendas más formales y acompañarlo de un computador portátil, agenda, tarjetas de presentación, smartphone o tableta.

Asiste a seminario, congresos, diplomados o cursos cortos y mantente actualizado en las áreas de tu interés profesional, y más importante aún, mira si esas áreas tienen mercado.

Nada de “Parce”, “Huevón”, “Mi amor”, “Chimba” o “Gonorrea”. Empieza a leer temas de tu interés y anota palabras desconocidas en una libreta para ir aumentando tu vocabulario.

Y por favor borra o no hagas públicas las fotos en Facebook en las que apareces bebiendo, en traje de baño, en el espejo o besándote con tu pareja. Así como te vean es como serás tratado.

Imagen2. Seguirás conectado con tu universidad y con viejos profesores.

Muchas veces estás tienen ofertas para ser jóvenes investigadores, vacantes de empleo o descuentos para asistir a eventos académicos, cursar posgrados o tomar cursos de extensión.

En mi caso, la universidad me ha servido como puerta para el desarrollo profesional, actualmente formo parte de un grupo de investigación y este me ha permitido darme a conocer ante futuros empleadores, socios y colegas, también tengo dos proyectos aparte gracias a mi alma mater y la maestría me sale a mitad de precio.

3. Los parciales se acabaron pero habrá finales todo el tiempo.

En todo momento estarás a prueba ante tus jefes, clientes, socios y colegas. Los errores se pagan y de ellos hay que aprender rápido para seguir adelante, al fin y al cabo son el recurso que mejor forma tu experiencia. Por eso no te desanimes.

4. Estarás por tu cuenta.

No habrá profesores que te ayuden a entender ni clases en donde puedas hacer preguntas. Ahora tienes que acercarte a mentores, expertos o colegas para que puedan darte un consejo o echarte una mano.

Aprenderás lo más que puedas del mayor número de fuentes posibles, libros, otros profesionales, investigaciones, etc. La experiencia puede ser la mejor maestra, pero compleméntala de fuentes tradicionales y no tradicionales. Vale la pena que te inscribas en cursos de redacción, contabilidad, historia, derecho, redacción y expresión oral y corporal, te serán útiles en cualquier momento.

5. Las notas no son tan importantes como los contactos.

En la universidad hiciste muy buenos amigos pero seamos sinceros, muchos de ellos servían para tomar cerveza, mostrar sus fotos en Facebook o salir de rumba. Una tarea por hacer de ahora en adelante será conseguir amistades que te permitan conectarte profesionalmente, no hablo conveniencia, hablo de ofrecerte para servir. No te imaginas la cantidad de personas que hay allá afuera buscando todo tipo de relaciones basadas en el apoyo mutuo, si te tomaras el tiempo de buscar si quiera una de esas personas, te ahorrarías muchas hojas de vida y cuidarías más del planeta.

Pero no te olvides de conservar algunos buenos amigos del colegio o la universidad, al igual que con tu familia, te servirán de apoyo y serán tu conexión con lo que fuiste antes y un buen amigo es un tesoro por guardar. Si esos amigos tienen contactos, ¡con mayor razón!

Imagen

6. Nadie carga a nadie.

A los que se ganaban indulgencias con padrenuestros ajenos se les acabó la gloria. Como ahora estás por tu cuenta, en los trabajos en equipo todos aportan o quedan por fuera, así de simple. Los méritos se miden por el esfuerzo dado y si haces las cosas bien todos querrán trabajar contigo.

7. Trabajas mejor en lo que más te gusta, no habrá promedios pero si te calificarán.

Nada más cierto que eso de pensar en qué serías capaz de trabajar con gusto sin que te pagaran por ello. He conocido personas que querían estudiar una carrera que supuestamente no daba plata y optaron por la que le recomendaron sus familiares pero que no les apasionaba u otros que empezaron cursando una carrera porque no pasaron a la que querían y tampoco se querían quedar sin hacer nada. Al final desertan, no se hayan profesionalmente o trabajan en empleos que no les gusta.

Piensa que es dinero y tiempo el que inviertes, ¿Por qué no invertirlos en ti?

Vive tu vida, no la que te quieren dar los demás o las circunstancias solo por no salir de tu estado de confort. Si haces lo que te gusta estoy seguro de que serás muy bueno en eso, no te importará dedicarle hasta 15 horas diarias y podrás sentirte cansado pero nunca desdichado.

Hay más personas iguales a ti, que quieren lo mismo que tú ¿Por qué no ofrecérselos?

8. Tu título no importa.

Si piensas que el mero diploma te va a reportar ganancias inmediatamente, déjame decirte que no necesariamente.  

Ese tiempo y dinero que invertiste –y que tal vez no tenías- en formación no necesariamente te va a dar ese empleo bien remunerado que esperaste, ni tampoco pienses que en la pasantía la empresa está obligada para ponerte a hacer cosas relacionadas con tu carrera y a volverte a llamar cuando la finalices.

Son muchos que como tú mandarán hojas de vida pero los empleos con los que sueñas necesitan de experiencia y domino de otro idioma o mínimo una especialización. A todos nos ha pasado y fueron muchos los desanimados.

Pero hay que tener en cuenta que más que el título, lo realmente importa es tener habilidades y competencias necesarias para desempeñar cualquier trabajo. Un profesional con solamente el título de respaldo es como el producto genérico de un supermercado: “Bueno como las grandes marcas pero más barato porque no paga publicidad”.

 Lo que marca la diferencia es tener ideas, la capacidad de hacerlas realidad y mucha vocación de servicio. Si cumples con ese perfil llamarás fácil la atención y te resultará sencillo encontrar alguien que te apoye. ¿Qué tal si en vez de buscar empleo buscaras oportunidades? Nada genera más admiración que una persona con iniciativa, cualquiera quisiera trabajar con él. A los empleadores no les interesa tanto cuáles son tus conocimientos sino qué sabes hacer y cómo has vivido las dinámicas de las organizaciones.

Si encontraste empleo, ¡maravilloso! Pero desarrolla actividades alternas que te acerquen a otras vías laborales, no hay empleos seguros y esto te permitirá ser más competitivos.

Puedes hacer trabajo voluntario en una ONG, ofrecer talleres en una casa de la cultura o correr a afiliarte a una asociación de profesionales, asociación civil o grupo investigación. Igual invertirás tiempo y esfuerzo, pero podrás proyectarte, incidir en asuntos públicos, hacer contactos y adquirir experiencia que podrás aplicar en otro lugar. Recuerda que en la universidad te ensañan conceptos, marcos teóricos, etc., pero la única forma de aprender un oficio es ejerciéndolo.

Si además de asistir a seminarios y congresos presentas ponencias y sacas publicaciones te verán como experto en un tema específico, te darán experiencia y bagaje. Quizás pienses que no tienes mucha oportunidad, pero en realidad no es mucha la gente que presenta artículos para eventos y publicaciones. Además esto te obliga a crear material inédito que puedrás utilizar en caso de que quieras mostrar lo que sabes hacer.

9. Piensa en un posgrado y en aprender otro idioma.

Muy conectado con lo de tu título no importa. Hoy en día cualquiera puede acceder a un pregrado, en otros países te regalan la matrícula. La época en donde toda familia quería tener médico, abogado, cura e ingeniero dentro de sus miembros ya pasó. El mercado laboral es muy competitivo, estarás a la par con el que fue un estudiante mediocre como con el que estuvo becado en toda la carrera por sacar las mejores notas y cualquier entrevista veras graduados de las mejores universidades como de instituciones de garaje. Así que ve pensando en cómo diferenciarte de los demás e ir escalando.

Dos opciones son tomar un posgrado o dominar otro idioma, son el camino más rápido para ascender si tienes algo de experiencia.

Claro que es otra inversión de tiempo y dinero considerable, pero cada vez son más necesarios. El estudio es algo de nunca acabar, hazte a la idea de que tendrás que actualizar el cuerpo teórico que te dieron en el pregrado.

10. Te conviene seguir viviendo como estudiante por un tiempo.

No solo mientras consigues trabajo, también mientras ahorras dinero para el guardarropas, el posgrado, el idioma o para asistir a eventos profesionales. Recuerda que aún eres una marca blanca, que todavía no te conocen lo suficiente y mientras tanto no ganarás el dinero suficiente o te tocará regalar el trabajo, pero recuerda: Es algo temporal, mientras comienzas.

Por eso no soy partidario de hipotecarse otros 5 o 10 años pagando el crédito de un pregrado (excepto si era condenable con notas o trabajo social o porque no tenías otra opción) y luego meterte a otro para sacar el carro o para pagar la casa de tus sueños.

Trata, pero seriamente, de ahorrar si quiera la mitad de la matrícula de tu primer semestre de especialización.

11. No puedes faltar.

Para ser profesional necesitas estar comprometido en lograr tus objetivos y solo con trabajo lograrás conseguirlos. A nadie le gustan las excusas seguidas ni las personas que se quejan. Hasta el momento no et he dicho que sería fácil, pero sí que valía la pena.

Finalmente para ti, ¿Qué otras cosas no te dicen cuando te gradúas?

La aplicación de las políticas públicas en la gestión pública colombiana

Social_Network

Desde lo expuesto anteriormente, el aporte de la Ciencia Política con las políticas públicas es el de concebir que la acción gubernamental debe ir acompañada del empoderamiento de la sociedad civil y de la participación.  En Colombia el discurso es de reciente introducción y aún es visto con reserva o con desconocimiento por parte del quehacer gubernamental. Pocas vece se había visto también responsables de las decisiones públicasa la sociedad civil y a los grupos de interés, y la verdad es que el Estado no actua solo.

ImagenHace poco hablé con un Secretario de Planeación y este me dijo que consideraba las políticas públicas como “Una moda que trajo algún europeo” y que el gobierno nacional adoptó para describir cualquiera de sus actividades sin haber siquiera una agenda ciudadana. Es decir, hasta una acción cotidiana como la licitación de un contrato cabría en esa definición, lo cual no es cierto.

Sin importar el potencial que posee el formular políticas públicas, la mayoría de los funcionarios lo ven como un documento y no como un instrumento de gestión y de diálogo con la ciudadanía. Lo peor de todo, es que es cierto en la medida en que las políticas públicas se confundan con acciones de servicio social desde una posición unilateral del Estado. ¿Qué diferencia tendría con la política social?

Se supone que son acciones políticas porque no parten de la voluntad del gobierno solamente sino de un juego de poderes e intereses entre las partes para llevarlo a la agenda pública, además su formulación es en todo momento un proceso de negociación y acuerdos.

La preguntas que uno debe hacerse es: ¿Realmente el discurso de las políticas públicas cumple con atender las necesidades sociales?, ¿En dónde cabe las políticas públicas dentro en los programas de gobierno, leyes, proyectos o planes de acción?

Pero la más importante es: ¿Qué tipo de régimen y sistema tiene Colombia para poder desarrollar políticas públicas más eficaces?

Partamos con lo que ha sido el país en los últimos 20 años:

“Artículo 1: Colombia es un Estado Social de Derecho, organizado en forma de República unitaria, descentralizada, con autonomía de sus entidades territoriales, democrática, participativa y pluralista,…”

Es costumbre que en la academia cualquier tema que tenga que ver con el Estado se aborde con base en la Constitución y no es por seguir una moda, el artículo primero sirve a ese propósito, al fin y al cabo nos indica cual será nuestra área de acción. Colombia es un Estado Social de Derecho.

¿Qué quiere decir eso?, ¿Somos socialistas? Claro que no. Significa que por ley nuestro país por un lado, debe garantizar el suministro de unos bienes y serviciosbásicos  que satisfaga las necesidades primarias de toda la población, y por el otro, debe garantizar el respeto de unos derechos considerados esenciales para que la población logre mantener unos niveles de vida considerados como dignos. Un profesor de Derecho Constitucional puede demorarse todo un semestre para definirlo y aun así quedarse incompleta la definición o que el estudiante no comprenda sus significado. No digo que yo esté dando la mejor definición, solo quiero ofrecer la más sencilla.

Y con respecto a la dignidad, la definen con un concepto de Kant,  pero ¿Puede la dignidad distar de ser concebirla como una condición del ser humano en la que puede desarrollarse libremente viviendo en sociedad? Dejo a la opinión de cada uno si su aplicación corresponde con la realidad del país, si en realidad es inoperante o si es un objetivo por alcanzar,  en lo personal me inclino por la última, o sino, convoquemos otra constituyente –aunque no es así de fácil-.

Básicamente los servicios que el Estado debería garantizar serían salud, educación, vivienda, empleo, alimentación, entre otros. Y los derechos serían: la vida, el conocimiento, el trabajo, la justicia, la igualdad, el conocimiento, la libertad y la paz. La buena noticia es que para cada uno de estos hay campo para desarrollar políticas públicas.

Lo de república unitaria y descentralizada parece una contradicción de términos, como si dijéramos muerto viviente, ¿Puede un muerto estar vivo? Según la constitución si es posible que una cosa sea y no sea al mismo tiempo. El debate sobre si es mejor la descentralización o  el centralismo es una constante en nuestra historia nacional y un juego de tira y afloje. Es un que merece un desarrollo posterior en este blog. Pero en términos de autonomía y eficiencia, la capacidad de acción del gobierno central depende mucho de su articulación con las entidades locales y la autonomía de las entidades locales depende de su capacidad para generar recursos adicionales a los aportados por el Sistema General de Regalías, de la fortaleza institucional y del nivel de participación de los diferentes actores locales. El tema se hace más complejo si lo vemos desde las regiones.

Imagen

Sabemos por ejemplo, que el gobierno central cuenta con instrumentos como el Plan Nacional de Desarrollo, la ley, los decretos y los documentos Conpes para establecer lineamientos de política pública, ahora bien, ¿Las entidades territoriales qué?

Es decir, no es lo mismo que Bogotá con los recursos que posee, pueda formular una política pública educativa independiente, con líneas estratégicas e indicadores de evaluación que no se ciña estrictamente a las directrices del Ministerio Nacional de Educación a que un municipio pequeño del país pueda hacerlo, sabiendo que depende de las transferencia giradas desde el gobierno central, que recuda muy poco impuestos y que lo máximo que podrá hacer será contratar profesores, asignar cupos escolares o hacerle uno que otro mantenimiento a las instalaciones educativas.

Como pueden observar, Bogotá tendrá mayores posibilidades de formular políticas públicas y planear a largo plazo que el municipio pequeño que atiende necesidades del día a día. El reto para nosotros los politólogos quizás es cómo aterrizar este discurso en las entidades territoriales   donde es más corta la capacidad de actuación de los gobiernos locales, donde los actores legales  pueden convivir con los ilegales y en un contexto administrativo como el actual en donde hay un nuevo Sistema General de Regalías, en el que los recursos los asigna el gobierno central pero para proyectos que previamente cuenten con el voto favorable del Ministerio de Hacienda.

Es verdad que las regalías se las han robado en los últimos 20 años o las han invertido mal en algunas zonas, pero  esta reforma lo único que ha hecho es paralizar el sistema y en consecuencia a las administraciones locales. También es cierto que el gobierno de Juan Manuel Santos no nos tiene acostumbrados a los escándalos de corrupción como si lo hicieron los de Álvaro Uribe Vélez o de Samuel Moreno Rojas, ¿Pero re centralizar los recursos con los que cuentan muchas entidades territoriales para hacer control? Lo que hacen es abrir una caja de Pandora.

Imagen

Afortunadamente nuestra Corte Constitucional ya emitió una sentencia en donde se declaró inconstitucional ese modelo, siempre con demora, pero lo hizo y también gracias al Senador Juan Lozano que presentó la demanda.

Con respecto a la participación, este requiere de mayor desarrollo por parte mía, así que les agradezco  de antemano por esperar mi próximo tópico en que hablaré sobre este componente indispensable para desarrollar políticas públicas.

Las políticas públicas: Origen.

Continuando con el tema dejado anteriormente y luego de que los Estados considerados democráticos adoptaran el modelo benefactor para paliar la crisis y contener el avance del comunismo en los años 50 y 60, este continuó y se convirtió en una política permanente debido al poder y la influencia adquirida por los sindicatos, la clase media y los partidos con tendencia social. En este periodo se conquistaron ciertos derechos y servicios sociales considerados como básicos para la población, como son la educación pública, la asistencia sanitaria, la protección a los desempleados o el sistema de pensiones.

No obstante la primera consecuencia del Estado de Bienestar fue el aumento de la inflación y la deuda debido al aumento continuo del gasto público y de la oferta monetaria, lo cual no era mayor problema siempre y cuando hubiera empleo, pero con el embargo árabe al petróleo en los 70, derivada del apoyo de Estados Unidos, Reino Unido y Francia a la Guerra del Yom Kippur, se aumentaron los costos de producción para las industrias, lo que obligó al aumento de precio de los bienes, que derivó a su vez en un menor consumo, menos producción y más desempleo. Por primera vez en la historia convivían la inflación y el desempleo al mismo tiempo.

Imagen

Crisis del petróleo de 1973

El crecimiento económico se había estancado, los costos de los servicios públicos se habían disparado y se disminuyeron los ingresos para el Estado. Más endeudamiento, más impuestos o menos gasto público eran las únicas fórmulas que parecían viables en el momento, por otro lado, en algunos sectores se comenzó a ver al Estado y sus políticas keynesianas como los causantes del problema.

En ese escenario entran Margaret Thatcher y Ronald Reagan a escena en los 80 y forman una alianza personal para promover la misma agenda con la que desmantelarían el Estado de Bienestar: liberalismo económico, disminución de impuestos y de la inflación, reducción del gasto social, más iniciativa privada y menos sector público.

ImagenMargaret Thatcher y Ronald Reagan

Para reducir la inflación, en Europa y Estados Unidos se aumentaron las tasas de interés, lo que a la vez afectó a los gobiernos latinoamericanos que décadas anteriores habían pedido grandes sumas de dinero para llevar a cabo sus planes de industrialización y para financiar sus políticas sociales, los pago aumentaron y le fue más difícil para estos países responder a sus deudas contraídas, finalmente la deuda llegó a sus poderes adquisitivos. Sus economías también se estancaron, se aumentó el desempleo y también la inflación. Finalmente, los países latinoamericanos aceptaron la intervención del FMI y  abandonaron sus modelos de crecimiento económico basados en la industrialización por sustitución de importaciones, llevaron a cabo unas olas de privatizaciones que duró hasta la década de los 90 y la asistencia social fue parcialmente desmantelada o concedida a privados.  

Imagen

Nota periodística sobre la venta de la petrolera argentina

En ese proceso de privatizaciones y desregularizaciones, los privados y los mecanismos del mercado (oferta y demanda) se hacen responsables del bienestar y el desarrollo social. Dentro de los privados también caben las comunidades, los sectores sociales y otros no gubernamentales de igual modo entran a intervenir mientras el Estado se convierte en planeador. Es esta la etapa en la que se desarrolla la noción de políticas públicas por parte de académicos estadounidenses y franceses principalmente.

Las políticas públicas a diferencia de las sociales se enmarcan entonces como una combinación de interese públicos y privados, en donde el Estado actúa en concertación con distintos actores involucrados en la solución del problema.  A diferencia de la política social que era asistencialista y unidireccional, en las políticas públicas si exististe procesos de mediación  política y social para corregir cualquier desajuste social.

Las políticas públicas: Antecedentes.

A decir verdad, las Políticas Públicas son un aporte de la academia, no fue creado desde la Administración Pública sino a partir de la Ciencia Política estadunidense. ¿Por qué es importante saber eso? Por dos razones:

  1. Hoy en día hablar de Políticas Públicas en mi país (Colombia) es un tema de moda. Desde el gobierno nacional hasta en las administraciones locales se habla de las políticas públicas como la solución a todos los problemas públicos y necesidades ciudadanas. Dejo a conciencia de cada uno si cumple o no ese propósito o si solo se queda en la definición de sus lineamientos.
  2. Las Políticas Públicas son  el primer aporte que da a distinguir a la Ciencia Política como una disciplina y no como un pasatiempo de intelectuales, filósofos y gente culta.

Para entender su origen enmarquémonos en un contexto histórico y espacial:

Estamos en la II Guerra Mundial, los regímenes totalitarios surgidos a partir del descontento generado por la I Guerra Mundial y la Gran Depresión quieren expandir territorialmente su dominio ideológico por Europa y el Pacífico para también hacerse con los recursos minerales, materiales y humanos con los que pondrán a andar sus mercados y sus industrias. Al fin y al cabo los fuertes controles ejercidos por estos regímenes sobre las libertades individuales y la economía resolvieron mejor la crisis de los 30 que los gobiernos llamados democráticos, sus líderes contaban con el apoyo popular y la movilización de masas para llevar a cabo sus proyectos represivos y expansionistas, respaldados también en su poderío militar, su inteligencia y su propaganda, estos fueron los casos del nazismo y el comunismo, por ejemplo.

+autarquiaalemana2 SOV003~The-Republic-of-Social-Soviet-Union-for-Country-and-Urban-Worker-Posters

Propaganda nazi y soviética respectivamente

Se termina la guerra en 1945, Alemania, Italia y Japón pierden, se crea las Naciones Unidas, el Derecho Internacional Humanitario, comienza la reconstrucción de Europa y se inicia la Guerra Fría. Para ese entonces los países capitalistas y considerados democráticos adoptan el Informe Beveridge (Beverindge Report) en materia de seguridad social y ponen en práctica la teoría económica keynesiana para recuperarse de los estragos de la guerra y de la recesión sin necesidad de revueltas y represiones. Activar la demanda para fomentar el empleo y aumentar el nivel de ingresos  era mejor que sacrificar los derechos, libertades ciudadanas y el capitalismo, y si se declaraba responsable al Estado de garantizar la seguridad social la forma se paliaría mejor el descontento ciudadano. Por otro lado, florecen los gobiernos populistas en América Latina (no siendo el caso de Colombia que está sumida en la violencia partidista) acompañados de un fuerte impulso a las industrias nacionales.

UnitedNationsconference

Presidente Harry S. Truman en la Conferencia de San Francisco

Así nace el Estado de Bienestar, en donde se renuncia al Laissez faire o el libre mercado para que el Estado asuma un papel interventor pero fundamentado en la búsqueda de la satisfacción de necesidades básicas de la población: Vivienda, salud, alimentación, educación, empleo, etc. Con la puesta en marcha de este modelo surge y se fortalece la clase media y se le arrebata a los comunistas parte de su discurso reivindicativo.

 Queensland_State_Archives_1486_Illustrating_activities_of_Mother_and_Child_Welfare_Service_April_1950

Programa de asistencia social a niños. Queensland, 1950.

En el Estado de Bienestar las políticas públicas se encaminaron hacia las políticas sociales para solucionar los problemas materiales que el Estado se había comprometido a resolver, y que básicamente, son los que expusimos anteriormente. En ese contexto se consolidad el Trabajo Social como profesión y se abren escuelas en las universidades.

Puede parecer estas acciones de intervención son políticas públicas, pero no. El campo de la política social solo se quedó en la asistencia social por parte del Estado, a través de servicios específicos y en la cobertura de ciertas necesidades sociales como su fin. Si bien ha servido para tratar problemas como pobreza, exclusión y desigualdad, a la política social le faltó el componente participativo y deliberativo para ser considerado político y ese fue el gran aporte de la Ciencia Política.

Esta forma de concebir la acción estatal como asistencialista estuvo vigente por aproximadamente 30 años. Para el ingreso de Margaret Thatcher y Ronald Reagan en el escenario mundial y con la Crisis de la deuda latinoamericana, para los años 80 el panorama cambia y se define el futuro de lo que serían las políticas públicas, la primacía del Estado se reinvierte con la entrada del neoliberalismo y a partir de ahí la primacía será de los privados.

La razón por la que abrí este blog

Antes de graduarme debí presentar una prueba de califica la calidad de la educación a nivel nacional. Si bien esta prueba ni quita ni pone al futuro profesional, si sirve para ver cómo estamos antes de recibir nuestro diploma.

En general, siento que me fue muy bien, sin embargo, como pueden ver en el componente de escritura presento el promedio más bajo y es por eso que decidí probarme para mejorar en esta área, espero seguir escribiendo pero sobre temas interesante de mi carrera y que sea del agrado de todos ustedes.

No duden en darme el palo que consideren necesario, siempre y cuando lo hagan con la intención de hacer sugerencias o críticas constructivas.

¡Gracias!

Imagen

¡Hola Mundo!

Me llamo Giovanny Garzón, nací en la ciudad de Medellín y desde el 9 de septiembre soy politólogo de la Universidad Nacional de Colombia.

Como dijo mi gran amiga Heaven, a partir de ese día culminé una etapa e inicié otra en donde el esfuerzo y la perseverancia serán mi insignia como profesional.

Les comparto parte de mi logro, un esfuerzo de 5 años que se comienza a materializar, por eso les digo que no olviden perseguir sus sueños, solo hay una vida y es esta, por eso no sacrifiquen su felicidad por complacer a otras personas, de haberlo hecho yo no hubiera terminado la carrera que quise desde un comienzo.

¡Feliz día!

Imagen